870 Fragmentos representa cómo la memoria almacena la información de manera fragmentada, mezclando muchas veces realidad con ficción.

 

Consta de una selección de fotografías antiguas, donde la artista depura y fragmenta imágenes hasta ubicarse en una época específica de su infancia. En ellas, prioriza los espacios que activan recuerdos, generando imágenes inconexas.

 

870 Fragmentos intenta recuperar recuerdos, espacios y sensaciones. Recrea el espacio físico, en una mezcla de realidad (muebles) con sensaciones (ordenamiento inestable). Crea una arqueología del recuerdo donde, -con el uso de luces-,  juega con el hecho de ver y entrever, lo privado y lo público, el mundo interior y el exterior.

            870 FRAGMENTOS

                                                 2011

  • Twitter Clean
  • Flickr Clean